¿Por qué no debes comprar césped artificial para tu casa de baja calidad?

Aprende a diferenciar césped artificial de buena de calidad de uno de mala calidad

Esta claro que hoy en día nadie da duros a pesetas, si ves un producto cuyo precio supera los límites de la razón, DESCONFÍA. ¿Comprarías un Mercedes nuevo por 1.000€?, seguro que no, algo esconde esa oferta.

El césped artificial es un producto que no mucha gente conoce, los elementos que componen la superficies de césped artificial se configuran con distintos: materiales, densidades, pesos, alturas, grosores y tratamientos, etc… que pueden hacer de tu compra la mejor inversión o la mayor decepción de tu vida.

Lo primero que debes hacer al comprar un césped artificial es TOCARLO. Un césped artificial debe ser suave, agradable al tacto. ¿Quieres tumbarte sobre un lecho de púas?, el césped artificial no debe crujir al pisarlo.

Estudia las fibras, tira de ellas, si ves que se desprenden con facilidad duda del producto. Duda también de fibras muy brillantes con aspecto poco natural, normalmente esos productos son de baja calidad. ¿Quieres tener un jardín con aspecto natural o un producto que dañe tu vista?.

Si compras un césped con baja calidad puedes encontrarte con el Backing (la base donde se tejen las fibras verdes), quebrado o descompuesto al poco tiempo por los efectos de la humedad tras las lluvias o el rocío de la noche. Un producto de buena calidad durará años y años: llueva, haga calor o nieve. (siguiendo unos simples pasos de mantenimiento)

Otro de los problemas que tienen estos modelos de muy bajo coste reside en las fibras en si, algo que a simple vista no puedes ver, los tratamientos UV son esenciales para que el producto mantenga el color como el primer día, normalmente los productos baratos no llevan ese tratamiento y te puedes encontrar al poco tiempo con variaciones de color en la superficie instalada, algo que nadie quiere.

Desconfía de empresas que no te ofrezcan la ficha técnica del producto, los típicos: “esto viene en rollos y este es el precio”, NO. ¿Por qué es importante conocer los datos técnicos?, porque así podrás comparar entre varios productos, si tienes cualquier duda con los conceptos de las fichas lo mejor es preguntar a un profesional, si desconocen lo que es un DTEX, puntadas, galga o backing…desconfia. Pide muestras para comparar, una empresa responsable y que no tiene nada que esconder seguro que te las proporciona.

Los modelos con buena calidad suelen utilizar fibras con nervio central, formas de U o forma de C y fibras de relleno para mantener la posición vertical del producto, los de baja calidad los reconocerás porque se tumban mucho y es casi imposible mantenerlos erectos.

Mira también la altura del producto, dependiendo de la altura podrá tener una funcionalidad u otra dentro de un uso particular, un césped más alto te puede servir para tumbarte junto a la piscina y un césped artificial más corto puede cubrir grandes superficies donde prime más el aspecto visual que el funcional. ¿Te puedes tumbar en ambos?. SI, pero siempre estarás más cómodo en un modelo más alto. Muchas empresas utilizan este aspecto para “enmascarar” ofertas, mira siempre que altura te ofrecen, un césped de 25 mm cuesta mucho menos que un césped artitifical de 50 mm.

Otro punto importante es el olor de la superfice de césped artificial, si huele mal desconfía, el césped artificial por norma general no desprende ningún olor.

Podíamos profundizar mucho más en todos estos aspectos, pero con estas pequeñas pinceladas, y con lo más importante, tu sentido común, seguro que terminas diferenciando un producto de buena y de mala calidad.

Te recomendamos trabajar con empresas de calidad contrastada, con miles de instalaciones realizadas como Wondergrass , visita su tienda www.cespedartificial.tienda pinchando en el siguiente enlace.

www.cespedartificial.tienda

No Comments

Post A Comment